Aloja tus aplicaciones de negocio con las máximas
garantías de disponibilidad y seguridad

Aplicaciones de negocio, claves para definir, controlar y unificar procesos

Desde una simple aplicación de ecommerce hasta un completo ERP, te ofrecemos nuestra experiencia en alojar de manera fiable todas las capas de tus aplicaciones de negocio con las máximas garantías de disponibilidad y seguridad.

Con nuestras soluciones basadas en tecnología Cloud podrás combinar tanto servidores físicos en nube privada como servidores físicos en una nube pública. Así podrás asegurar una mejor optimización del licenciamiento y del rendimiento.

Además, siempre pagas por lo que uses. Podrás reducir, aumentar y eliminar recursos de tus servidores según las necesidades de tu negocio. También podrás apagar los servidores para reducir y optimizar los costes de tu infraestructura.

Ponemos a tu disposición a nuestro equipo de consultores que te ofrece un servicio personalizado e individualizado. Son expertos en cada infraestructura desplegada y pueden dar una respuesta eficiente y eficaz ante nuevas peticiones e incidencias.

Tu infraestructura para aplicaciones de negocio

Te ofrecemos una plataforma para tus aplicaciones de negocio altamente escalable. Así podrás ampliar los recursos de tus máquinas o el número de servidores desplegados de manera puntual pagando únicamente por lo que realmente usas en cada momento.

Gracias a la flexibilidad de nuestra plataforma, puedes albergar tus aplicaciones de negocio desde un ERP hasta un ecmomerce, combinado un cloud privado con una nube pública de forma transparente.

Te aseguramos el rendimiento de todas las capas de tu aplicación con las últimas tecnologías; desde balanceadores de carga hasta cabinas con tecnología de ultra baja latencia, pasando por sistemas de backup que garantizan la alta recuperación de los datos.

Todas nuestras soluciones se pueden completar con sistemas Replica y Backup, que garantizan una rápida recuperación de los sistemas ante un desastre para que puedas llegar a los umbrales de nivel de servicios acordados con tus usuarios finales, sin tener que preocuparte por la infraestructura.